Las marchas son en este momento un atentado a la vida’: Claudia López

Suspensión de clases presenciales, pico y cédula, toque de queda, ley seca, monitoreo de enfermos y hospitales de campaña son algunas medidas con las que el Distrito enfrentará esta semana crítica que comenzó con una ocupación del 91 % de camas de UCI covid-19, es decir que de las 1.997 camas dispuestas para estos enfermos hay 1.818 ocupadas.

La primera norma que anunció fue la suspensión del retorno gradual a la presencialidad en jardines, colegios y universidades públicos y privadas hasta el 9 de mayo.

Esta decisión llega cuando el 93 % de los planteles oficiales ya estaban habilitados para reapertura y el 97 % ya había radicado información sobre protocolos de bioseguridad.

En total, ya había 178 colegios oficiales que estaban realizando actividades académicas de manera presencial. La medida fue clara: Las clases en salones quedan suspendidas y deben desarrollarse de manera remota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

R
Y
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial