Copa América en Colombia: No es el momento ni el lugar

Las últimas semanas han representado una serie de acontecimientos sociales de alta importancia en Colombia, el Paro Nacional ha modificado el diario vivir de nuestra sociedad. La Reforma Tributaria despertó el sentimiento de contrariedad de millones de colombianos; el texto que logró ser retirado del congreso sumado a otros proyectos legislativos por parte del gobierno sacaron a la población a las calles para manifestarse.

Sin embargo, el notorio mensaje por parte del gobierno fue usar las fuerzas armadas para responder con violencia, repetidos sucesos de abuso policial han sido evidenciados durante las últimas semanas, a pesar de los llamados de la comunidad internacional para que se respete el derecho a la protesta y la vigilancia de los derechos humanos.

Todo este panorama político y social que atraviesa Colombia sumando las dificultades económicas y sanitarias que ha dejado la pandemia del COVID-19 presentan un escenario poco favorable para la realización de eventos deportivos o culturales a gran escala.

Según el Ministro del Deporte Ernesto Lucena “La Nación está preparada para disfrutar su Copa América y debería ser utilizada como símbolo de paz”, Mientras tanto las organizaciones sociales claman porque no se realice, Las voces de los sectores estudiantiles y sindicales afirman que se quiere usar el evento deportivo como instrumento de distracción social y cortina de humo, estrategia que se utilizó por ejemplo en Brasil 2014 en medio de escándalo de Odebrecth y Argentina 1978 en medio de los tiempo de horror en la dictadura de Jorge Rafael Videla. 

La actualidad de la nación habla a grandes rasgos de las dificultades que presenta realizar La Copa América, el descontento social quedó en evidencia durante días pasados, mientras se jugaban los partidos de La Copa Libertadores entre Junior de Barranquilla contra River Plate y América de Cali que enfrentaba a Atlético Mineiro, en dónde mientras en el estadio Romelio Martínez se jugaba fútbol las bombas de estruendo retumbaban en vivo para todo el continente. Incluso las transmisiones internacionales y los periodistas extranjeros no daban crédito a la imposición de las autoridades de Conmebol para disputar los encuentros en esas condiciones.

Por ahora para la mayoría de la población colombiana, la comunidad internacional y la prensa extranjera está claro que Colombia no es un lugar adecuado para el evento deportivo más importante del continente. Ahora queda en las manos del gobierno nacional y La Federación Colombiana de Futbol replantear la posibilidad ante la Confederación Sudamericana de Futbol para que busque una sede alterna para el torneo de selecciones más antiguo del mundo.

Jhon Sandoval Castro

Articulo Recomendado: https://www.nytimes.com/es/2018/06/12/espanol/america-latina/argentina-78-mundial-rusia-fifa.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

R
Y
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial